Comer bien, hacer ejercicio y cuidarte en general no es suficiente para vivir una vida sana

Puedes comer bien, hacer ejercicio y hacer todo lo que puedas para vivir una vida sana … Pero es fácil sabotear una gran cantidad de ese trabajo duro sin siquiera saberlo.

¿Cómo?

Mucho se reduce al agua que bebes.

La mayoría de nosotros no piensa mucho sobre esto. No sabemos exactamente de dónde proviene nuestra agua potable. Nos tomamos el líquido cada vez que tenemos sed y seguimos con nuestro día.

Tal vez hemos escuchado algunas noticias sobre los peligros potenciales en los suministros de agua municipales a lo largo de los años.

Así que recogemos uno de esos filtros de agua portátiles en la tienda, como los filtros Brita y creemos que se ocupará de cualquier problema.

Tu agua potable y todas las sustancias químicas que contiene son más complicadas de lo que piensas.

Sin las precauciones adecuadas, puede causar algunas complicaciones graves de salud.

Cuando piensas en el agua potable perfecta, tu mente puede vagar por un arroyo de montaña prístino.

Pero la mayoría de nosotros no tenemos acceso a esos recursos. La mayoría de nosotros obtenemos nuestra agua potable de ciudades, municipalidades y otras fuentes públicas.

Esto puede hacer que sea difícil determinar el recorrido que hace tu agua antes de llegar al grifo.

Todo el mundo quiere agua pura, pero la mayoría de las fuentes públicas contienen sustancias químicas peligrosas que no deseas en ningún lugar cerca de tu vaso de agua.

Muchos de estos productos químicos son cancerígenos conocidos (sustancias causantes de cáncer).

Se han encontrado más de 2,100 compuestos químicos en el agua potable en países como los Estados Unidos que suelen cuidar este recurso en el abastecimiento del agua a los grifos de los hogares.

Es por eso que no prestar suficiente atención a tu suministro de agua podría ser uno de sus mayores obstáculos de salud.

Comer bien y hacer ejercicio es genial, pero contaminar tu cuerpo con toxinas peligrosas socava esos beneficios desde adentro hacia afuera.

Existe una gran variedad de sustancias, agregadas a propósito y accidentalmente a nuestro suministro de agua y muchos de ellos lo están contaminando y causando serios problemas de salud.

Retomando el mismo ejemplo estadounidense, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) solo ha establecido estándares de seguridad exigibles para 87 de estos compuestos.

¡Eso es menos del cinco por ciento de la cantidad total!

La calidad del agua varía según el lugar donde vivas, pero la contaminación es un problema generalizado.

Tomemos solo un ejemplo… el cloro.

Si bien esta sustancia ayuda a eliminar ciertas bacterias, su consumo constante llega a causar daños en aquellos sistemas inmunes delicados o debilitados perjudicando el hígado y provocando daños en las arterias.

Esto es solo una consecuencia, tiene muchas otras donde el cloro, al mezclarse con partículas orgánicas naturales genera otras sustancias que no están reguladas.

Es por ello que en México se recurre al agua purificada a domicilio a través de empresas privadas que ofrecen este servicio y que es adicional al servicio de agua potable entubada que llega a casa.

Si bien, la idea es poder contar con el preciado líquido, lo es también el saber que puedes consumirlo sin que en ello te vaya la salud.

Lo importante aquí es investigar la calidad de agua que llega a tu casa, ya que la situación varía de colonia en colonia, de ciudad en ciudad y de país en país y así buscar la mejor solución para tu caso.

Contacta a Bonafont para saber más sobre como purificar tu agua.

FUENTES: YouTube, Bonafont , Sacmex. gob

About The Author