Identificación de la ubicación óptima de almacenamiento de mercancías

Cuanto mejor sea la forma en que se almacenan los diversos productos, más eficientemente se puede gestionar su recuperación.

Sea un depósito fiscal o un pequeño almacén, el buen desempeño del lugar hará la gran diferencia entre proveedores.

En una almacenadora, la cantidad de espacio de almacenamiento necesario y la distancia recorrida por los empleados se pueden minimizar mediante una distribución hábil de los bienes.

Esto también trae consigo mejoras en términos de:

  • Tiempos de recuperación
  • Precisión en la sección de preparación de pedidos
  • Procesos de trabajo
  • Tiempos de búsqueda

Sin embargo, para encontrar la posición óptima para cada producto individual dentro del almacén, se requieren datos adicionales además de información sobre los productos (tamaño, peso, etc.):

  • Frecuencia de recuperación
  • Número de unidades recuperadas en cada caso
  • Número de unidades a almacenar
  • Requisitos de almacenamiento específicos del producto
  • Frecuencia de respuesta

El software de gestión de almacenes luego asigna la ubicación óptima a los productos con base a estos datos.

Una vez que los productos se han clasificado y asignado al almacenamiento correcto, se debe optimizar el proceso de preparación de pedidos.

Esto es de particular interés para las empresas de comercio electrónico, ya que miles de productos se seleccionan allí todos los días e incluso pequeñas mejoras pueden marcar una gran diferencia.

Es por ello que el almacenamiento eficiente soportado por una solución de software es importante.

En última instancia, se trata de reunir las diferentes soluciones de software existentes en el almacén recién organizado bajo un mismo techo.

Los sistemas ERP de la empresa deben combinarse con los programas para controlar el almacenamiento y ajustar con precisión los procesos de selección.

Varios fabricantes de la industria de la intralogística ya ofrecen software de gestión de almacenes que pueden adaptarse con relativa facilidad a las necesidades de las empresas individuales e incorporarse a los programas existentes.

Resultado de imagen para logística

Después de todo, solo cuando todos los sistemas están vinculados de una forma que les permite comunicarse sin problemas entre sí y se puede acceder a ellos de manera centralizada, los procesos dentro del almacén pueden organizarse de manera transparente y administrarse de manera eficiente.

Una vez que este es el caso, ya no hay nada que obstaculice la gestión exitosa y productiva del almacén.

Tres estrategias de selección en particular se pueden utilizar aquí:

  1. a) La creación de lotes es una buena forma de organizar los procesos de manera más eficiente.

Especialmente en el caso de los bienes que se recuperan con menos frecuencia, el seleccionarlos en un lote representa una oportunidad fantástica ya que el empleado del almacén puede realizar varios pedidos en un solo viaje.

  1. b) Almacenamiento eficiente con sistemas de almacenamiento automatizados

Junto con esta estrategia, la selección de zonas brinda la oportunidad de dividir el área de almacenamiento en varias secciones (zonas) y asignar empleados individuales a cada zona.

Aquí procesan los pedidos individuales, pero solo los productos ubicados dentro de la zona a la que han sido asignados.

Resultado de imagen para logística

  1. c) Transmisión de pedidios

Posteriormente, el pedido pasa a la siguiente sección donde, una vez más, se recogen los productos relevantes.

Este principio de transmisión de pedidos a través de las distintas secciones es especialmente adecuado para empresas que almacenan productos con diferentes tasas de recuperación y requisitos de sistemas de almacenamiento divergentes debido a su diseño o tamaño.

De esta forma, los diversos sistemas se pueden configurar de manera eficiente en zonas individuales.

Vídeo: YouTube 

Referencias: Intelideck y Wikipedia

About The Author